lunes, 15 de junio de 2009

Clase magistral

Mi primer día como docente quedó grabado a fuego en mi memoria por dos razones, mi estupidez y la de los demás .
Recuerdo la ansiedad previa, la preparación de la clase y la ayuda de una amiga fiel que tenía en ese entonces que me dió no sólo apoyo moral sino instrucciones de cómo llegar a Ciudad Universitaria ya que yo no tenía idea ni siquiera de lo que era el pabellón III ni con lo que me iba a encontrar (soy egresada de la UB).
Los nervios me mataban y la noche anterior no pude pegar un ojo pensando en cuáles serían mis primeras palabras frente al curso y en sí encontraría la secretaría para firmar y así dejar constancia de mi presente y poder cobrar a fín de mes.
Mi primer clase comenzaba a las 7am y yo estaba lista, planchada y perfumada desde una hora antes dando vueltas por mi departamento con litros de café en mi organismo y un nudo en el estómago del tamaño de una pelota de fútbol.
A las 6 y 40am ya estaba en la puerta de Ciudad completamente sola pero tranquila y conforme porque apenas alguien se dignara abrir correría a la secretaría, averiguaría cuál era mi aula y comenzaría una experiencia única para mí.
A las 7am un guardia de mirada cansada abrió la puerta para mí y algunos estudiantes que estaban con tanta cara de susto como yo y me dirigí raudamente a la secretaría en el subsuelo donde 2 minutos después una secretaria somnolienta entró y enchufo la máquina de café antes de decirme ni siquiera buenos días.
Me miró y me dijo:
- Nueva, no?
- Sí, Prieto es mi apellido, estoy en la cátedra XXX, soy la profesora de Introducción al Conocimiento de la Sociedad y el Estado, quería saber dónde firmo y cuál es mi aula?
- Qué energía!!! Vamos a ver como entrás en unos meses…(sonrisa socarrona) Te tocó la 203, es la última al final del pasillo, firmá cuando salís que no hice las planillas, acá me vas a encontrar…
Le dí las gracias y me fui como una tromba para el aula donde entré con paso firme y decidido, con toda la furia me presenté y ahí nomás empecé a hablar de la materia y no paré en exactamente 1 hora 50 minutos, dando una clase magistral que pensé que quedaría en la memoria de los alumnos para siempre.
Miré mi reloj y les dije:
- Podemos dejar acá y continuamos el sábado a la misma hora. Para entonces nos vamos a conocer mejor porque supongo me darán las listas .
Desde el fondo, un brazo levantado y después varios más comenzaron a alzarse con timidez para llamar mi atención.
- Si, alumno? ( pregunté desde lo alto de mi estatura docente)
- Profe, hay algo que no entiendo (comentó con miedo uno de ellos)
- …
- Esto es Semiología o Sociedad y Estado?
Un hilo de transpiración comenzó a correrme por la cara y el nudo en el estómago que creía había desaparecido hacía rato me metió un gol de media cancha en el estómago.
- Esto no es Sociedad y Estado? (pregunté estúpidamente dos horas después de lo debido)
- Semiología (me contestaron)
Obvio que casi me muero pero no dejé que notaran ni por un momento mi angustia interna y muy suelta de cuerpo les lancé:
- Les pido mil perdones por no aclararles antes, el CBC dicta siempre una primera y a veces segunda clase introductoria de Historia que es una parte de Sociedad y Estado, por eso pienso continuamos el sábado, porque hoy no pude terminar, para introducirlos en ciudadanía argentina antes de pasar a Semiología.
- Ahh ( enorme murmullo crédulo, Dios bendiga la adolescencia, pensé , se creen todo)
- Buenos días (sonreí lo mejor que pude y me fui)
Cuando llegué a la secretaría entré como una loca y le dije a la secretaria que parecía un poco más despierta que a las 7 de la mañana:
- Me mandaste a otra aula y como una pelotuda estuve hablándoles de otra cosa a los alumnos…Cómo es que no vino la docente a cargo…? Qué pasó con mis alumnos???
- Uyy, me confundí, es que esto es un lío siempre y acá faltan mucho…Igual no te preocupes, vienen tan mal de la secundaria que no entienden nada…
- Mirá entre Semiología y Sociedad y Estado hay una gran diferencia…
- Qué te preocupás!!! Ya vas a ver que todo es así acá..Vos firmá que es lo que importa.
Me fui con el rabo entre las piernas pensando cómo se iban a reir de mí estos pibes cuando su verdadera profesora les contara que hubo un error y que les mandé cualquiera.
Cuando llegué a la puerta de salida, me detuve un momento a pensar en lo que había pasado.
El nudo en el estómago se desató completamente y apareció una risa genuina que me duró bastante y me hizo comprender cuánto uno tiene que aprender en esta vida, tanto como los pobres alumnitos que me padecieron por casi dos horas y soportaron una clase magistral de una inexperta total en una universidad colapsada como la UBA.

13 comentarios:

  1. Te juro que sentí tu ansiedad, tus nervios, tu energía, tu disposición, tu responsabilidad, tu verguenza,angustia y bronca!! mucho más... tu capacidad de darle un giro hacia el humor!!. jaja.

    Cuando podemos sobrevolar los acontecimientos de nuestra vida, se parecen más a una comedia que a un drama. Besos Vir!.

    ResponderEliminar
  2. solo a vos te pasan esas cosas vir!!
    un beso grande!!!
    anita otaño

    ResponderEliminar
  3. Lorena: Siempre tenés las palabras justas! Gracias por la buena onda!
    Beso

    Ana: Siiiiiiiiiiiii
    Será que me meto en todo...jeje
    Beso

    ResponderEliminar
  4. La formacion de la UBA - Universidad de Buenos Aires - (aclaracion para los que no son expertos en acronimos) no solo prepara buenos profesionales desde el punto de vista academico , sino que los ejercita en el dificil arte de la supervivencia dentro de la desorganizacion tipica de America Latina.
    NADA ES CASUAL !!!

    ResponderEliminar
  5. Gracias gustavo!!!!
    concuerdo, nada es casual
    beso

    ResponderEliminar
  6. ajjajj genial vir, excelente relato! me encantó.
    Y no te puedo creer que te cortaran el mambo de ese modo!!!!!!

    jajajj

    besotes

    ResponderEliminar
  7. Hola!

    Estoy buscando un novio para Julieta.

    Vamos, vamos, que entre todos podemos.


    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Dale! Busquemos novio para julieta!

    ResponderEliminar
  9. Ay por dios, bastantes nervios tendría yo en una primer clase como para encima tener que bancarme esa situación! Terrible!

    Me encantó el relato, súper dinámico...
    Te mando un beso y te invito a partcipar de mi concurso!

    ResponderEliminar
  10. capitana: gracias por tu comentario!
    Beso

    ResponderEliminar
  11. De a poco, vengo leyendo tu blog en orden cronológico y llegado a este hito quería dejar constancia de que este post me pareció genial :)
    Besos

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.