sábado, 20 de junio de 2009

Por aquellos que amé III


Mi primer marido y papá de mis hijos se fue un día soleado y sin una sola nube de enero de 1997. Recuerdo bien el momento porque pensaba como puede morirse alguien con este sol pletórico de vida.
Nuestra matrimonio no fue fácil o tal vez éramos demasiado jóvenes para un compromiso tan intenso como el de pasar toda la vida juntos.
Era un hombre atractivo, alegre y bonachón en su simplicidad; extrovertido y simpático que me amaba intensamente con toda la pasión que era capaz de experimentar.
Tal vez por su juventud las responsabilidades empezaron a pesarle demasiado y comenzó a sentir que representábamos una carga para un presente y un futuro de diversiones que en la diaria cotidianeidad resultaba imposible compartir.
Tomó caminos equivocados y se perdió a sí mismo varias veces pero era tan fuerte que terminó encontrándose para intentar rehacer su vida.
Más que lastimarnos a nuestros hijos y a mí se lastimó a sí mismo y con profunda pena tuve que aceptar que había cambiado, que el muchacho que conocí se había convertido en un ser desconfiado y amargado.
Meses antes de morir le pregunté directamente, mirándolo a los ojos:
- Recordás el daño que nos hiciste?
- Algo (contestó)
- Yo ya te perdoné ( le dije)
- El problema es que yo no puedo perdonarme ( y se fue con lágrimas en los ojos y un enorme dolor en el corazón)
Hoy, si hubiera un lugar donde dejarle un mensaje a los que no están, escribiría esto, sólo entre él y yo:
- Elijo quedarme con los buenos recuerdos.
Se, que al leerlo, al fin descansaría.

19 comentarios:

  1. muy bonito, muy sentido... me ha dado mucha nostalgia. Saludos desde el jardín, si puedes visita mi blog. gracias.

    ResponderEliminar
  2. Vir no tengo un video adecuado para este post!! Pero si un fuerte abrazo virtual que te doy con mucho cariño!!

    ResponderEliminar
  3. Cesar: Bienvenido a Cuidado al cruzar. Ya mismo paso a visitar tu blog
    Beso

    ResponderEliminar
  4. Marijó: Nunca imagine este post con un video, fue un regalo para mi hija por el día del padre, que ella leyó primero y me pidió que lo pusiera.
    Gracias por el abrazo virtual, creo que el tuyo es el más sincero que puedo recibir,
    Gracias y Beso

    ResponderEliminar
  5. vir que lindo lo que pusiste.
    te mando un beso grande!!!
    y otro para tu hija linda!!!
    anita otaño

    ResponderEliminar
  6. Virginia: creo que lo que escribiste acerca de Mario y vos es lo que realmente ocurrio...mucho amor, mucha juventud y mucha responsabilidad...tres cosas, que tal vez por ser aun tan joven, el no pudo sobrellevar...pero me parece hermoso que le rindas este tributo despues de tantos años, y que prefieras eso: el lindo recuerdo de lo que fue...y de donde salieron tus hijos queridos.
    Noemi

    ResponderEliminar
  7. noemí: tus palabras me emocionaron muchísimo. Gracias

    ResponderEliminar
  8. Me encantó, el escrito, y que una persona pueda despegarse tanto de los malos recuerdos y quedarse con los buenos. Hay una palabra que determina la acción y la hace mas suprema: "Elijo". No todo el mundo se atreve a elegir, para eso hace falta mucha -pero mucha- dignidad por el ser humano.

    Me saco el sombrero, lo dejo en el piso y bailo alrededor gritando tu nombre.

    Besos,
    Andrés

    ResponderEliminar
  9. Andrés: realmente te agradezco tus palabras. pero lamento desilusionarte. soy una persona de lo más común que puedas cruzarte en esta vida.
    igual el baile alrededor del sombrero me encantó!
    gracias y beso

    ResponderEliminar
  10. ay vir, me dejaste lagrimeando. pero que lindo poder sentir eso al final, y quedarse con lo bueno. El seguramente, ya lo sabe.

    beso

    ResponderEliminar
  11. Carolain:sé que lo sabe.
    Che, en serio, te parece que estoy linda???Q bueno, esa soy yo más joven jejej
    besooo

    ResponderEliminar
  12. Mama, admiro en vos que siempre mires el vaso medio lleno y que puedas quedarte con los buenos recuerdos. Yo elijo tmb esos recuerdos que me dejan una sonrisa en la cara...

    Te quiero mucho!!! y vamos para adelante con el blogg que esta buenisimo!!!!!

    Mr. Ser Andina! me encanto lo del baile al rededor del sombrero!!!

    achu

    ResponderEliminar
  13. que bueno es poder perdonar a tiempo. Al menos vos si se lo pudiste decir.
    pega fuerte tu relato.
    saludos

    ResponderEliminar
  14. Achu: Gracias por lo que decís y por quererme con mis aciertos y con mis errores.
    No sé si por genética u otro motivo las dos siempre miramos para adelante y nos agarramos fuerte al arte de sobrevivir.
    Sin vos nada tendría sentido.
    Lo sé
    Lo sabés

    Mamá

    (coincido que el comentario de Andrés es lo más)

    ResponderEliminar
  15. nada se pierde: sí, el sabía.
    No hay que guardarse nada porque no sabemos que puede pasar
    gracias por tus palabras
    beso

    ResponderEliminar
  16. Vir recuerdo, ese dia de sol,realmente lo que escribiste es un espejo de tu alma
    TQM
    Mariela Buery

    ResponderEliminar
  17. Mariela: gracias! recuerdo tu ayuda en esos días y como le pusiste el cuerpo a un momento terrible.
    beso

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.